«La náusea»: lo absurdo de la existencia

En polaco, nudnosci significa asco. Diseño hecho con una imagen de Flickr. Will. Cash Askew, Nausea (entry for the 50 Watts' Polish Book Cover Contest). Bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0).
En polaco, nudnosci significa asco. Diseño hecho con imagen distribuida por Flickr. Will. Cash Askew, Nausea (entry for the 50 Watts' Polish Book Cover Contest). Bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0).

La náusea es la novela existencialista por excelencia. Narra las desventuras de un joven que percibe el mundo como algo absurdo. Esta obra maestra de Sartre describe el descenso hacia una oscuridad que se vuelve inevitable y la apatía que siente el protagonista hacia la realidad que le toca vivir.

Por Candela Touza-Vidal

El novelista y filósofo francés Jean-Paul Sartre escribió La náusea cuando tenía 26 años, en 1931, aunque su versión definitiva no se publicó hasta 1938. Esta novela clave en la literatura universal y exponente del pensamiento existencialista, está escrita en forma de diario. El protagonista, Antoine Roquentin, es un treintañero que percibe la existencia del ser humano como absurda en un mundo en el que nada tiene sentido y con el que no puede conectar. Tras haberse cansado de viajar, Roquentin vive de las rentas en una ciudad de provincias en la que no ocurre demasiado y trabaja minuciosamente en una obra sobre la vida de un aristócrata del siglo XVIII. Le sorprende la burguesía local que, en su opinión, está vacía y no se da cuenta de lo absurdo de su existencia. Día a día se va perdiendo más en una espiral infinita de preguntas para las que no encuentra respuesta sobre los más diversos temas, desde las relaciones humanas, hasta la muerte y la rebelión.

¿Qué es el existencialismo?

El existencialismo es una corriente filosófica no demasiado homogénea que siempre ha existido, de acuerdo con ciertos estudiosos, y según otros se originó en el siglo XIX con Kierkegaard y Nietzsche y se culminó en la mitad del siglo XX. Su idea fundamental se centra en la condición humana, en la responsabilidad y libertad de cada uno. Esta “escuela” de pensamiento sitúa en el centro al hombre y a los problemas que este se plantea. Aquí ya no hay apenas lugar para consideraciones metafísicas ni especulación. El hombre, en su tarea de hacer y deshacer, se encuentra solo.

Las ideas fundamentales del movimiento existencialista aparecen recogidas casi más frecuentemente en obras de ficción que en tratados filosóficos. Algunos de sus principales referentes publicaron sus trabajos en la primera mitad del siglo XX. Entre ellos destacan Sartre, Camus, Kafka y De Beauvoir, que incluyeron en sus novelas temas como la angustia, las contradicciones humanas, la apatía, el papel del individuo en la sociedad, lo absurdo, etc.

El existencialismo sitúa en el centro al hombre y a los problemas que este se plantea. No hay lugar para consideraciones metafísicas ni especulación. El hombre, en su tarea de hacer y deshacer, está solo

Esta es una de esas corrientes un poco cajón de sastre. Por una parte, sí es cierto que responde a una idea común: considera que la existencia del ser humano determina su esencia y no al revés, y también es cierto que las obras que los autores agrupados dentro de esta doctrina son de lo más variado.

La soledad, el aislamiento, la apatía

"La náusea", de Sartre, publicado por Alianza Editorial.
La náusea, de Sartre, publicado por Alianza Editorial.

Roquentin, el protagonista de La náusea, no tiene amigos, vive solo en un hostal y es el claro reflejo del hombre existencialista, ambivalente y hasta contradictorio en ocasiones; la manifestación del ser humano vacío, solo y consciente de la responsabilidad que cada uno posee sobre sus actos. Junto a él solo aparecen dos personajes de cierta relevancia y que, además, contribuyen a acentuar su apatía y falta de vitalidad. Por una parte está el Autodidacta, a quien conoce en la biblioteca local y que estudia los libros de la misma por orden alfabético; por la otra, Anny, quien, interpreta el lector, es una antigua novia. Esta aparece como la única capaz de salvar al protagonista, como un rayo de esperanza, una potencial cura a su repugnancia. Las escasas conversaciones con ambos muestran el distanciamiento del protagonista con respecto a la sociedad.

Toda la novela es un descenso en picado y veloz hacia el pesimismo de quien es consciente de que no hay salida y de que el resultado final es de todo menos placentero. Esta percepción personal del protagonista es una de las más claras representaciones del pensamiento existencialista. La vida del hombre está vacía, y en el momento en que este se da cuenta, su existencia se convierte en absurda, algo que le asquea: la náusea.

Sartre dividió este tratado filosófico novelado en dos partes: en la primera desarrolla los puntos centrales de su filosofía y en la segunda incluye algunas de sus ideas políticas afines al marxismo.

El protagonista de La náusea es la manifestación del ser humano vacío, solo y consciente de la responsabilidad que cada uno posee sobre sus actos

Amor y controversia

Muchos han descrito a Sartre como el escritor más controvertido de su tiempo. Puede que tengan razón. Además de su obra claramente existencialista, sus relaciones personales y su «enemistad» con Camus, el autor francés alimentó incluso más su popularidad cuando en 1964 rechazó el Premio Nobel de Literatura. Sus motivos para ello fueron varios: nunca había aceptado condecoraciones oficiales, la aceptación de este premio cuestionaría su imagen de filósofo, y el hecho de que no quería convertirse en una institución, «algo que debería ser objeto de todo escritor». Biógrafos y estudiosos del autor añaden otra razón: el hecho de que el argelino Albert Camus, con quien no se llevaba bien, había recibido y aceptado el mismo premio años antes.

De la relación entre los dos autores se han escrito hasta libros. A pesar de la afinidad en su pensamiento, sus ideas políticas y hasta su obra, tras unos años de amistad, Sartre y Camus se distanciaron a partir de una crítica negativa de la obra El hombre rebelde de Camus que el francés escribió en 1952.

Jean-Paul Sartre fue uno de esos personajes claves de la vida social del siglo XX. Su relación peculiar a ojos de muchos con Simone de Beauvoir, de semejante calibre tanto intelectual como literariamente, catapultó a ambos al centro de la vida social, los comentarios, la admiración y el rechazo de sus contemporáneos. Se conocieron en la universidad y fueron compañeros sentimentales el resto de sus vidas (más de 50 años). Nunca vivieron juntos y mantuvieron una relación abierta conocida por todos.  

Sobre su pensamiento y su persona se ha escrito y dicho mucho. Quizá la mejor forma de resumir su obra y su vida sea con palabras del propio autor: «Todo ha sido descubierto, salvo cómo vivir».

Palabras existencialistas

Estas son 8 de las citas e ideas más destacadas de La náusea.

«Se revelaba la verdadera naturaleza del presente: era todo lo que existe, y todo lo que no fuese presente no existía»

«La vida tiene un sentido si uno quiere dárselo»

«La existencia no es algo que se deje pensar de lejos: es preciso que nos invada bruscamente, que pese sobre nuestro corazón tanto como una gran bestia inmóvil. Si no, no hay absolutamente nada»

«Tú sabes que ponerse a querer a alguien es una hazaña. Se necesita una energía, una generosidad, una ceguera… Hasta hay un momento, un principio mismo, en que es preciso saltar un precipicio; si uno reflexiona, no lo hace»

«¿Me despertaré dentro de algunos meses, dentro de algunos años, roto, decepcionado, en medio de nuevas ruinas? Quisiera ver claro en mí antes de que sea demasiado tarde»

«Ningún hombre es igual a otro. Ni mejor ni peor, es otro. Y si dos están de acuerdo alguna vez, es por un malentendido»

«Todo lo que existe nace sin razón, se prolonga por debilidad y muere por casualidad»

«Aquello que cada uno de nosotros es, en cada momento de su vida, es la suma de sus elecciones previas. El hombre es lo que decide ser».

Haz clic aquí.
Haz clic aquí.

2 COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre