La cara oscura del Romanticismo

Las lecturas recomendadas en el curso, todas de literatura y todas relacionadas con estas corrientes de pensamiento, serán
Las lecturas recomendadas en el curso, todas de literatura y todas relacionadas con estas corrientes de pensamiento, serán "El vampiro", de Polidori, "Frankenstein o el moderno Prometeo", de Mary Shelley, "La caída de la casa Usher", de Allan Poe, y otras de autores como Goethe, E.T.A. Hoffmann o Lovecraft.

La filósofa, escritora y profesora de Filosofía de la Universidad Complutense Ana Carrasco Conde imparte un curso para dominar los matices de uno de los movimientos culturales imprescindibles para el devenir de la cultura y el pensamiento. Se titula Frankenstein y otros monstruos de la modernidad. Del Romanticismo al Romanticismo negro, desde finales de mayo en La Central de Callao (Madrid, España).

A poco que uno esté leído se habrá topado con el Romanticismo en alguna de sus múltiples facetas. Se trata de un movimiento que no se puede esquivar y que, en vista de su relevancia, tampoco se debe. ¿Qué sería de la historia, de la filosofía, de la música, de la literatura, de la pintura sin el movimiento romántico? ¿Sin nombres como Schumann, David Friedrich, Delacroix, Turner, Goethe, Allan Poe, Schelling o Novalis? La filósofa, escritora y profesora de la Universidad Complutense de Madrid Ana Carrasco Conde escoge sus dos especialidades, la literatura y la filosofía, y las examina bajo el prisma del Romanticismo. Ve cómo una y otra juguetean, se suplantan, se distancian a veces –aunque nunca se alejan mucho una de la otra– y en otras se dan una vuelta por el dark side. Entra de ese modo en un terreno mucho más específico, en una corriente denominada Romanticismo negro que se tratará en profundidad a lo largo de las diversas sesiones del curso que a partir del 25 de mayo se desarrollará en la librería La Central de Madrid (España).

En el Romanticismo, literatura y filosofía juguetean, se suplantan, se distancian –aunque nunca demasiado– y, en ocasiones, también se dan una vuelta por el lado oscuro

Temáticas recuperadas, temáticas renovadas

Como todo hace suponer, la muerte que ya desarrollaba un papel importante en el Romanticismo a secas, se convierte aquí ahora protagonista indiscutible. Deja de ser final de un trayecto o última parada para ser arranque de la obra filosófico-literaria o constituir su nudo.

Otro de los grandes ejes argumentales del Romanticismo, la naturaleza, con su experiencia y éxtasis, también aparece en la versión negra del movimiento, pero, como explica la autora en su artículo titulado Goethe y Bürger: el comienzo del Romanticismo negro, ahora se convierte en escenario de amenazas y peligro “a través de sombras en la noche que nos acechan, pero también a través de nosotros mismos que albergamos, como bien empezaron a ver los círculos de los Naturphilosophen, una naturaleza desconocida en nuestro interior”.

La muerte como protagonista, el miedo ante la naturaleza exterior e interior y el gusto por las historias de fantasms de todas las épocas son las temáticas preferidas del Romanticismo negro.
La muerte como protagonista, el miedo ante la naturaleza exterior e interior y el gusto por las historias de fantasmas de todas las épocas son las temáticas preferidas del Romanticismo negro.

Por último, la Grecia clásica, eterna, medio divina e imperecedera a la que volvieron los ojos los románticos también está presente en el Romanticismo negro sólo que rescatando una parte que también existió y que a menudo se olvida: “Si existe una influencia “diurna” de Grecia en la Alemania del XVIII y XIX –explica Carrasco Conde en el artículo anteriormente mencionado–, también existe dentro del ámbito del Romanticismo negro la influencia de otra Grecia. La Grecia negra. No una Grecia de océanos azules y vuelo de grullas, sino una Grecia desconocida, de agua y cielos negros, de muerte, de apariciones espectrales y de vampiros”. Y pasa a relatar algunos ejemplos curiosos como las historias de fantasmas presentes en Plinio el Joven, con un espectro a la búsqueda de una adecuada sepultura; o en Cicerón que cuenta en su De divinatione la historia de Simónides a quien, tras enterrar correctamente un cadáver, se le apareció su fantasma para darle cumplidamente las gracias. Todas esas historias sobrenaturales, espectrales y fantasmagóricas serán rescatadas y llevadas, si no a la luz, sí a primer plano por los Románticos oscuros.

De ruta por el Romanticismo negro

Obviamente la temática es compartida a menudo por la literatura gótica con la que establece una fructífera relación que será objeto de estudio a lo largo del curso. Además de repasar sus ramas argumentales, explicando su génesis a partir de la relación existente entre el Romanticismo negro y el Romanticismo, el curso analizará también las grandes corrientes de pensamiento del siglo XVIII y XIX alemán en una alianza cuyo objetivo es socavar hasta arruinar la confianza en la razón característica del XVIII. Las lecturas recomendadas, todas pertenecientes al mundo de la literatura, serán relacionadas con pasajes teórico-crítico pertenecientes a estas corrientes de pensamiento. Entre ellas, El vampiro, de Polidori; Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley; La caída de la casa Usher, de Allan Poe; y otras de autores como Goethe, E.T.A. Hoffmann o Lovecraft. Los libros llevarán la voz cantante a la hora de acometer, bajo la guía de Carrasco Conde, las seis sesiones que trataran los siguientes puntos:

1. La rebelión contra el padre: de Prometeo a Lucifer
2. De Prometeo a Frankenstein
3. El autómata, el doble y la locura
4. La casa encantada
5. La noche, el sueño y la muerte
6. El mito del vampiro

Ana Carrasco Conde, filósofa, escritora y profesora en la UCM, impartirá el curso sobre el Romanticismo negro en La Central de Callao, Madrid (España).
Ana Carrasco Conde, filósofa, escritora y profesora en la UCM, impartirá el curso sobre el Romanticismo negro en La Central de Callao, Madrid (España).

Para completar la visión de conjunto, se reforzará cada uno de los temas con el análisis crítico de algunas obras de arte del periodo, pues como se ha mencionado en el principio del artículo, el Romanticismo es uno de los movimientos más ricos (y anchos, bajo su paraguas cabe casi todo) de la historia de la cultura.

Al frente de esta ruta negra por el Romanticismo, Ana Carrasco Conde, especialista en filosofía alemana del XIX-XX. Profesora de Filosofía Moderna y Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid, sus dos grandes líneas de investigación son, por un lado, el problema del mal, el terror, la destrucción de la identidad y las teorías de la subjetivación; y, por otro, el problema de la memoria y el recuerdo, la catástrofe y la construcción de la historia. Fruto de ellas han surgido volúmenes como Infierno horizontal. Sobre la destrucción del Yo; La limpidez del mal. El mal y la historia en la filosofía de F.W.J. Schelling; o Presencias irReales. Simulacros, espectros y construcción de realidades, las tres en Plaza y Valdés. De próxima aparición son los títulos En torno a la crueldad (en La Catarata) y La Grecia negra (Holobionte).

Para apuntarse al curso

Las clases comenzarán el 25 de mayo y se desarrollarán a lo largo del mes de junio en horario de 18,30 a 20,30 h, en La Central de Callao de Madrid (España). El curso completo tiene un precio de 130 euros.
Información y reservascursosytalleres@lacentral.com

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre