Juan Rivano: filosofía marginal

Imagen del filósofo chileno Juan RIvano a partir de la portada del libro de Andrés Araya, Antonio Vargas y Rogelio Rodríguez, quien firma el texto.
Imagen del filósofo chileno Juan Rivano a partir de la portada del libro de Andrés Araya, Antonio Vargas y Rogelio Rodríguez, quien firma el texto.

El compromiso con la libertad fue uno de los rasgos del filósofo chileno Juan Rivano. Lo fue antes y después del golpe militar de 1973, que le cambió la vida: fue perseguido, despedido de la Universidad de Chile, encarcelado y finalmente exiliado en Suecia donde murió en 2015. Había nacido el 24 de junio de 1926. Este es un perfil de su trayectoria a partir del libro, Miradas sobre la filosofía de Juan Rivano, escrito por quienes fueron sus discípulos y amigos. 

Por Rogelio Rodríguez Muñoz, licenciado en Filosofía (Universidad de Chile), del comité editorial de la revista digital Iniciativa laicista

El encierro del minotauro, de Juan Rivano, en Bravo y Allende editores.
El encierro del minotauro, de Juan Rivano, en Bravo y Allende editores.

En uno de sus libros –El encierro del Minotauro. Ejercicios del sinsentido, el mito y el poder–, el filósofo chileno Juan Rivano (1926-2015) escribió que el poder y el engaño son realidades sustantivas del mundo y que el pensador crítico, viviendo también en el mundo y mirando con ojos despiertos y diciendo lo que ve, entra en irremediables conflictos con el poder. Esto, sin duda, puede considerarse en su caso una autorreferencia, ya que, estando la verdad y la crítica en juego, el mismo Rivano enfrentó valerosamente la fuerza del poder y asumió las consecuencias. Entre otras, la de terminar sus días lejos de su patria, de sus discípulos y sus amigos.

Por su filosofía de corte materialista (ceñida a los hechos desnudos de los hombres y enjuiciadora de toda especulación idealista inspirada en el reino de las formas puras), sus ideas libertarias y provocativas, su estilo franco de nombrar las cosas y su permanente denuncia de la filosofía académica chilena como encerrada en una torre de marfil, descomprometida de los grandes problemas de la sociedad y, por tanto, sostenedora del statu quo, luego del golpe militar de 1973 Juan Rivano fue perseguido, despedido de la Universidad de Chile (donde ejercía por largos años como profesor de Lógica y de Teoría del Conocimiento) y encarcelado por casi un año en las prisiones de Pinochet. Finalmente partió al exilio, en 1976, siendo acogido por Suecia, donde ejerció como investigador de la Universidad de Lund.

Por su compromiso con la libertad y su denuncia de la filosofía ajena a los grandes problemas de la sociedad, Rivano fue perseguido y despedido de la Universidad de Chile tras el golpe militar de Pinochet

Religión y darwinismo, por Juan Rivano, en Bravo y Allende editores.
Religión y darwinismo, por Juan Rivano, en Bravo y Allende editores.

Solo a fines de la década de los 80 le fue permitido regresar a su tierra. Viajó a Chile numerosas veces llevando siempre un texto original bajo el brazo. Así, publicó en estos años una buena cantidad de obras, destacando: Religión y darwinismo (1990), Diógenes: los temas del cinismo (1991), La vertebración de la filosofía (1994), El encierro del Minotauro (1994), Los mitos: su función en la sociedad y la cultura (1997), Doctrinas de Eclesiastés (1998), Retórica para la audiencia (1998), Introducción a Montaigne (2000), Proverbios chinos (2001) y Los dichos en el habla chilena (2002), publicaciones de contenido diverso hermanadas bajo un mismo propósito: una meditación intelectual dirigida hacia nuestra época y nuestra cultura, generadora de instrumentos analíticos para diseccionar la realidad social y mostrar clara y hondamente sus recovecos. La filosofía debe servir para descorrer el velo y desnudar los fundamentos materiales de los «asuntos humanos» que experimentamos; para barrer la charlatanería, el fraude, la impostura, la enajenación, el prejuicio y el fanatismo anidados en nuestros modos de relación y convivencia.

Desde esta postura filosófica, marginal por su propia naturaleza, Rivano abordó una multitud de contenidos: el poder, la tecnología, los mitos, la ideología, el vínculo cultural, la globalización, el conocimiento, la retórica, el humanismo, el neodarwinismo, la religión, el cinismo, el lenguaje, la lógica teórica y la lógica práctica, la racionalidad, el sinsentido, los problemas dilemáticos de la filosofía… E introdujo en los ambientes académicos chilenos el conocimiento de desafiantes escritores y pensadores clásicos y contemporáneos: Diógenes, Montaigne, Edward Lear, Rufus Jones, Karl Popper, Marshall McLuhan, Richard Dawkins, Arnold Ludwig, Mary Douglas, Susan Brownmiller, Stephen Toulmin, Thomas Szasz, Silvan Tomkins y otros, relacionando sus ideas con las propias para generar nuevas y lúcidas herramientas conceptuales de análisis de nuestra sociedad.

Desde una postura filosófica marginal por naturaleza, Rivano abordó una multitud de contenidos: el poder, la tecnología, los mitos, la ideología, la retórica, la religión, el cinismo… Fue un autor prolífico

A su regreso, la Universidad de Chile –institución que debía haberle abierto sus puertas de inmediato reconociendo su aporte al pensamiento nacional e internacional– complicó su retorno a las cátedras con innecesarios requerimientos burocráticos que la dignidad de Juan Rivano le impidió aceptar. Así, debió seguir viviendo en Suecia hasta el final de sus días: falleció el 16 de abril de 2015, a los 88 años de edad.

Homenaje y memoria

Miradas sobre la filosofía de Juan Rivano, de Araya, Rodríguez y Vargas.
Miradas sobre la filosofía de Juan Rivano, de Araya, Rodríguez y Vargas.

Al cumplirse el primer aniversario de su muerte, tres profesionales de la Filosofía, discípulos y amigos de Rivano –Andrés Araya, Antonio Vargas y yo– redactamos el libro Miradas sobre la Filosofía de Juan Rivano (Bravo y Allende Editores, 2016), a modo de homenaje, recuerdo, gesto afectuoso y deber filosófico. Un primer libro publicado sobre esta figura del pensamiento chileno, injustamente arrinconado hoy y torpemente desaprovechado en los ambientes de formación intelectual.
El libro no pretende ser un tratamiento exhaustivo de su obra y sus ideas, pero sí una especie de rescate de su pensamiento crítico alejado de toda capilla ideológica y difícil de asir por quienes se acomodan en visiones culturales trilladas o estereotipadas; una apelación a recobrar su filosofía rebelde, independiente e incómoda para las tradicionales parcelas académicas tanto de izquierda como de derecha. Es una llamada de atención a considerar en toda su envergadura y calidad esta producción intelectual ­–unos cincuenta libros, entre ensayos filosóficos, novelas, piezas de teatro y escritos autobiográficos– y a la riqueza reflexiva que posee. ¡Hay que atreverse a leer a Juan Rivano!

Haz clic aquí.
Haz clic aquí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre