Juan Lerma en el CSIC. Foto: Álvaro Muñoz Guzmán / Agencia SINC.
Juan Lerma en el CSIC. Foto: Álvaro Muñoz Guzmán / Agencia SINC.

El neurocientífico Juan Lerma es el director del nuevo Centro Internacional de Neurociencias Cajal. Su objetivo: convertirlo en un referente mundial en el estudio del cerebro. «Hay que conocer bien los sistemas que están involucrados en una determinada patología y cómo se puede intervenir a través de mecanismos psíquicos o psicológicos no invasivos», dice Lerma.

Por Ana Hernando / Agencia SINC

Juan Lerma es uno de los neurocientíficos más relevantes de España. Es el director del Centro Internacional de Neurociencias Cajal (CINC-CSIC), cuya inauguración está prevista para junio de 2022 (han tenido que retrasarla unos meses) y que se ubicará en el Centro de Investigaciones Interdisciplinares del Campus Científico de la Universidad de Alcalá (Madrid, España).

El centro nace con la misión de convertirse en un referente mundial en el estudio del cerebro. Según explica Lerma en esta entrevista, el CINC se centrará en la investigación para conocer la función del cerebro y sus enfermedades, pero también trabajará con hospitales y otros centros para desarrollar pautas que permitan prevenir y tratar diferentes enfermedades.

¿Por qué se conoce tan poco cómo funciona el cerebro?
El conocimiento básico del cerebro está aún muy por detrás respecto al de otros órganos y sistemas. Su estudio es crucial porque es la estructura más compleja que se conoce, la que genera todos nuestros pensamientos y comportamientos, y que, cuando funciona mal, causa cientos de trastornos en todas las edades, con un enorme coste social y económico.

«El conocimiento básico del cerebro está aún muy por detrás respecto al de otros órganos y sistemas. Su estudio es crucial porque es la estructura más compleja que se conoce, la que genera todos nuestros pensamientos y comportamientos»

En su presentación dijo que el CINC está concebido para llevar a cabo investigación básica, pero con gran conexión con la clínica.
Las líneas de investigación del CINC giran en torno a cinco ejes: desarrollo y maduración del cerebro, fisiología y plasticidad, envejecimiento cerebral, neurociencia computacional y de sistemas, y neurociencia traslacional. Estos ejes abarcan la neurociencia prácticamente de un extremo a otro.

Nos vamos a centrar en la investigación fundamental que sea capaz de proporcionar las piezas con las que construir un modelo integral de la función del cerebro y sus enfermedades. Pero también trabajaremos codo con codo con la clínica para transferir el conocimiento que se genere y así pueda ser aprovechado en el desarrollo de programas de prevención y tratamientos de enfermedades, como el alzhéimer, el párkinson, la adicción, la depresión o la esquizofrenia.

Para poder curar una enfermedad hay que conocer primero a fondo el órgano, algo que, en el caso del cerebro, aún queda lejos.

También cuenta con un animalario para la investigación…
El centro tiene un gran animalario donde habrá modelos animales de enfermedades mentales. Sobre todo, vamos a usar roedores, peces cebra, gusanos C. elegans y mosca Drosophila melanogaster. Cada modelo es adecuado para una investigación u otra. Van a ser modelos animales transgénicos para expresar enfermedades como la depresión. Ya tenemos un modelo de ratón, que desarrollamos hace tiempo, que se comporta como un roedor con autismo que afecta a sus interacciones sociales.

Así, tendremos los modelos animales para estudiar fundamentos básicos del cerebro y luego estableceremos asociaciones con clínicos que estén en contacto con pacientes, que puedan aplicar ese conocimiento a su tratamiento y dar lugar a tratamientos.

Durante la pandemia se dispararon los casos de ansiedad y depresión. Pero hay gente que no las considera enfermedades del cerebro y dicen a quienes las padecen cosas como que se animen…
Esto es tremendo. A la persona con depresión no se le puede decir: «Vete a dar un paseo por el campo, déjate de pastillas». ¡Es un error gravísimo, gravísimo! Es una enfermedad del cerebro como las demás.

Las personas que tienen ansiedad, depresión o trastorno obsesivo compulsivo [TOC] tienen una disfunción cerebral, igual que una persona que sufre alzhéimer o párkinson. Todas ellas son enfermedades cerebrales.

«Cuando el cerebro funciona mal, causa cientos de trastornos en todas las edades, con un enorme coste social y económico»

Pero la depresión es una enfermedad tratable.
Obviamente, y ahora se está poniendo de manifiesto que son determinados circuitos los que tienen un mal funcionamiento. Esos circuitos se pueden modular con fármacos, y hay antidepresivos y ansiolíticos que tienen mayor o menor eficacia.

También se pueden modular con estimulación cerebral profunda o con psicoterapia, que es una manera no invasiva de modificar el cerebro. Pero, para ello, hay que conocer bien los sistemas que están involucrados en una determinada patología y cómo se puede intervenir a través de mecanismos psíquicos o psicológicos no invasivos. De eso se trata. Ese es el objetivo del centro, conocer muy bien el cerebro para poder diseñar estrategias para curar o paliar las enfermedades mentales.

Un nuevo centro especializado

El paso de Juan Lerma por la dirección del Centro Internacional de Neurociencias Cajal es provisional; clave, porque se encarga de su creación, pero ya lo vive como temporal: su intención es arrancarlo, sentar sus bases y buscar a un nuevo director «más joven» que será elegido por un comité internacional.

«Mi objetivo es ponerlo en marcha hasta que un comité internacional elija a un director nuevo», explica Juan Lerma. «Si queremos convertirnos en un centro que sea top mundial en el estudio del cerebro, tenemos que seguir los estándares internacionales. Yo me he comprometido con el CSIC a ponerlo en funcionamiento, darle forma y, cuando esté andando, se tendrá que nombrar un director nuevo».

Este proceso, como dice Juan Lerma, deberá hacerse siguiendo los estándares internacionales. «Es decir, habrá que lanzar una convocatoria para que se presenten los candidatos y candidatas y, después, un comité internacional será el que decida. Desde luego, tiene que ser una persona más joven que yo, alguien con mayor impulso y con una visión no sé si más amplia, pero por lo menos con una visión nueva. Esto es lo más adecuado. El propio consejo científico que ya tenemos establecido para el CINC podría ser el que eligiera entre los candidatos, ya que sus integrantes no tienen ningún conflicto de intereses».

En la web han lanzado una convocatoria para reclutar talento español y extranjero. «Hemos lanzado una convocatoria para la contratación de entre 20 y 30 jefes y jefas de grupos de investigación. Los perfiles que buscamos son personas en distintos estadios de su carrera. Hay una apuesta clara por grupos jóvenes porque son el futuro. Cuanta más diversidad haya, mejor».

Dosieres exclusivos, podcasts, libros de regalo, descuento en otros y en más productos… Haz clic aquí.

1 COMENTARIO

  1. Me parece muy interesante la postura del Doctor Juan Lerman, por su acuciosidad en la investigación sobre el cerebro, órgano que ha sido muy poco investigado desde el punto de vista clínico, por lo que seguramente que muchas personas que sufren de enfermedades que se originan en ese órgano los tratan o le diagnostican que están locos por el desconocimiento que se tiene de él, del cerebro trayendo como consecuencia un mal mayor tanto para el paciente como para su cuadro familiar, y como se dice coloquialmente, fue más duro el diagnóstico clínico que la verdadera o causa de la enfermedad, ya que, mayormente estos tipos de pacientes con enfermedades cerebrales y poco estudiadas, inmediatamente buscan de internarlos en centros de salud para enfermos mentales, de donde muy pocos salen sanos, sino peor. Por otro lado se deben desarrollar múltiples programas de Plasticidad o Flexibilidad, Elasticidad cerebral dirigidos al entrenamientos de personas de la Tercera Edad, por ser el grupo humano que experimentan mayor deterioro de su flexibilidad mental y está comprobado los efectos positivos de la plasticidad cerebral.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre