¿Habrá mujeres allí?

El gran descubrimiento de los protagonistas de este libro: sí, había mujeres en la historia de la filosofía. Myriam García es la autora del relato y Luis N. Sanguinet lo ha puesto en imágenes.
El gran descubrimiento de los protagonistas de este libro: sí, había mujeres en la historia de la filosofía. Myriam García es la autora del relato y Luis N. Sanguinet lo ha puesto en imágenes.

Hablamos de la historia de la filosofía. ¿Habrá mujeres allí? es lo que se preguntan dos seres inquietos: una niña, Camila, y un extraterrestre, Sofos, a quienes los seres humanos y su historia incompleta sobre la Tierra les parecen de lo más extraño. Editado por Ápeiron, ¿Habrá mujeres allí? Una historia de espionaje es el libro que firman Myriam García y Luis N. Sanguinet para averiguar qué papel han jugado y juegan las mujeres en la filosofía. Los autores explican así la aventura de este libro. 

Por Myriam García y Luis N. Sanguinet

¿Habrá mujeres allí? Una historia de espionaje, de Myriam García y Luis N. Sanguinet (Ápeiron).
“¿Habrá mujeres allí? Una historia de espionaje”, de Myriam García y Luis N. Sanguinet (Ápeiron).

Cuando me preguntan por qué decidí escribir este libro
–habla Myriam García–, me gusta responder con otra pregunta: ¿por qué tan pocas?
Una pregunta que ya se hizo en 1965 la socióloga feminista Alice Rossi, en un artículo de la revista Science y cuyo título era precisamente “Mujeres en la ciencia: ¿por qué tan pocas?”. Si consultamos la literatura especializada, esta pregunta se presenta como originadora de toda una rama de investigación feminista en historia de la ciencia. Al igual que Rossi, mi interés por escribir este libro surge de la constatación de una evidencia: si saliésemos a la calle y preguntásemos al azar cuántas científicas, escritoras o filósofas conocemos, las contaríamos con los dedos de una mano. Y me ocurre lo mismo cuando replico la misma pregunta en el aula. ¿Cuántos filósofos conocéis? ¿Y filósofas? Lo que me lleva a otra pregunta, que inspira además el título del libro: ¿es que no ha habido mujeres dignas de pasar a la historia? ¿Acaso no hay mujeres en el planeta? Un pregunta que también se hace Sofos, un extraterrestre que llega a la Tierra con la misión de descubrir si hay mujeres en este planeta, pues no ha encontrado en ninguna de las bibliotecas que ha visitado ningún libro de filosofía firmado por mujeres.

Las preguntas, explica Myriam García, están en el origen de este libro: “¿Cuántos filósofos conocéis? ¿Y filósofas?”. Para continuar… “¿Es que no ha habido mujeres dignas de pasar a la historia?”

Recuerdo –explica el ilustrador, Luis N. Sanguinet– cuando, mucho antes de recibir la invitación a participar en este libro, me hice la misma pregunta que Sofos y me puse a buscar escritos de mujeres filósofas. Entonces di, entre otras pensadoras, con Olympia de Gouges, y cuando comencé a leer la Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana, sentí que descubría una gran porción de la historia para mí hasta entonces desconocida. Lo peor de aquel descubrimiento fue por supuesto conocer que a ella le costó la vida expresar sus ideas en un momento en que supuestamente se estaban reivindicando justicia y emancipación social, denunciando las direcciones en que no se estaba remando, las injusticias que se continuaban perpetrando y no se estaban mejorando. Y así era en efecto, pero la historia ha sido escrita dejando de lado a quienes no la escriben. A lo largo de la historia esto ha supuesto ignorar la historia de muchos colectivos. Las mujeres siempre han estado ahí y, sin embargo, en los libros de historia y de todas las disciplinas se encuentran en los mejores casos, lejos de cualquier protagonismo y relevancia. Al descubrir las cosas que se pudieron hacer mejor en el pasado debemos incidir en ellas, recordar de dónde venimos y conocer a quienes pelearon por plantear esos rumbos que hoy, a pesar de las dificultades que conllevan, pueden ser aventurados.

“La historia ha sido escrita dejando de lado a quienes no la escriben. Esto ha supuesto ignorar a muchos colectivos. Las mujeres siempre han estado ahí (…) lejos de cualquier protagonismo y relevancia”, afirma el ilustrador Luis N. Sanguinet

Sofos: un extraterrestre como protagonista

Quería recuperar la vieja idea de Platón –explica de nuevo Myriam– cuando habla del extranjero o visitante de Elea como del verdadero filósofo: el único que puede señalar desde fuera las ideas absurdas o equivocadas en las que estamos sumidos y, por tanto, ciegos y sordos a la crítica y al cambio. Porque el extranjero, al no conocer nuestras costumbres o reglas implícitas, no da nada por supuesto, y pregunta, cuestiona y critica. El extranjero no está ahí para tranquilizarnos, sino para confrontarnos con sus preguntas, porque la pregunta lleva al pensamiento.

¿Qué es el amor? ¿Qué es lo esencial en mí? ¿Observamos el mundo exterior tal y como es en realidad? ¿En qué consiste un trabajo digno? ¿Qué significa ser mujer? Estas son algunas de las preguntas centrales que atraviesan el libro, reconstruyendo las grandes cuestiones filosóficas que han caracterizado cada una de las etapas del pensamiento occidental. Son preguntas que todos y todas nos hemos planteado alguna vez a lo largo de la vida cuando nos paramos a contemplar el mundo que nos rodea, y que he querido poner en boca de mi sobrina Camila, una niña a punto de entrar en la adolescencia, porque si la filosofía surge del asombro y la curiosidad, entonces no es en absoluto una actividad ajena a la infancia. Por eso, cuando Sofos invita a Camila a viajar, a acompañarlo en su misión de espionaje en busca de mujeres filósofas, Camila acepta gustosa.

Camila, una niña a punto de entrar en la adolescencia, acepta la invitación de un extraterrestre, Sofos. Este encarna la idea platónica del extranjero como auténtico filósofo

Las otras protagonistas

En la aventura que inician juntos, Sofos y Camila tendrán la oportunidad de viajar por el tiempo y el espacio para filosofar en diálogo con Diotima de Mantinea, Hiparquia de Maronea, Hipatia de Alejandría, Hildegarda de Bingen, Catherine Trotter, Olympe de Gouges, Flora Tristán y Simone de Beauvoir. Mujeres que no solo se preocuparon por las mismas cuestiones que ocuparon a la otra mitad de la humanidad, sino que ofrecieron una mirada crítica sobre las discriminaciones que sufrieron otros colectivos y tradiciones culturales.

Ninguna de estas pensadoras existió aislada. Todas ellas son producto de la época en que nacieron y del tipo de vida que llevaron. Por ello, cada capítulo proporciona una breve información sobre su vida y el contexto social en el que se desarrolló. De este modo, no solo se pone de relieve el pensamiento de aquellas mujeres que han permanecido ocultas o invisibilizadas a lo largo de la historia de la filosofía, sino que se recogen las circunstancias sociales que provocaron que esas mujeres destacadas lo fuesen. Así, se puede poner de manifiesto que la inferioridad intelectual de las mujeres que se solía afirmar para explicar su ausencia no era tal, sino que más bien lo que han operado son estrategias de ocultación.

Safos y Camila viajan en el tiempo para descubrir y filosofar con Hiparquia, Hipatia, Hildegarda de Bingen, Olympe de Gouges, Flora Tristán o Simone de Beauvoir, entre otras

En definitiva, de lo que se trata es de descubrir que la historia sí ha tenido filósofas, descubridoras, innovadoras. Y esa es precisamente la gran idea que tiene Camila al final de su aventura: contar a los demás lo que ha aprendido, convencida de que una vez que conozcan a todas esas mujeres se darán cuenta de su error.

La exclusión en un partido de fútbol da pie a una reflexión sobre la igualdad.
La exclusión en un partido de fútbol da pie a una reflexión sobre la igualdad.

Pero el libro no se limita a contar la vida de estas mujeres, sino también su contribución a los grandes temas de la filosofía, animando al lector o la lectora a descubrir con ellas la investigación filosófica. Por eso, cada capítulo comienza con una situación disparadora del pensamiento. A partir de sus propias experiencias y la conversación con sus amigas y compañeros de clase, Camila se plantea preguntas de carácter filosófico que le llevan a conocer a algunas de las grandes mujeres de la filosofía. Así, por ejemplo, la exclusión de las chicas de un partido de fútbol da pie a una discusión sobre la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. ¿Dónde está escrito que solo pueden jugar al fútbol los chicos? ¿Hay derechos con los cuales nacemos y otros que vamos adquiriendo a medida que crecemos? Para profundizar más en las preguntas planteadas, Sofos y Camila viajan en el tiempo al París del 3 de noviembre de 1793, día en que fue guillotinada Olympe de Gouges, autora de la Declaración de derechos de la mujer y la ciudadana.

Además, el libro intercala datos curiosos, anécdotas divertidas o ejercicios mentales para seguir pensando sobre los temas planteados en cada capítulo. Son actividades que se pueden pensar como un juego para realizar en casa o como un proyecto de aula. Esto se debe a que el libro se basa en el programa de Filosofía para Niños, defendiendo que la filosofía, tanto por los temas que plantea como por el modo en que lo hace, puede ser un método extremadamente efectivo para razonar, interpretar y explicar lo que sucede en el contexto que nos rodea, facilitando la reflexión autónoma y evitando todo peligro de adoctrinamiento. Es decir, no se propone enseñar filosofía, sino enseñar a filosofar a jóvenes y adultos a partir de sus propios intereses y motivaciones. La historia de amistad entre Camila y Sofos ofrece un modelo de diálogo filosófico, mientras las actividades propuestas invitan a seguir pensando, en grupal o individualmente. Las divertidas ilustraciones de Luis N. Sanguinet son un atractivo añadido al propio relato.

Además de la historia, el libro incorpora actividades con el objetivo no de enseñar filosofía, sino de “enseñar a filosofar a jóvenes y adultos a partir de sus propios intereses”, explica Myriam García

Para mí –sostiene el ilustrador–, esta invitación, además de lo mucho que emocionadamente aprendí, supuso encontrar una oportunidad magnífica para participar en una obra y una causa necesarias, transformando en imágenes las paradas del viaje que, impulsados por la curiosidad, realizan los atrevidos y valientes protagonistas: una misión de espías para encontrar el rastro de las mujeres en la historia de la filosofía. Esa invitación planteada de una manera lúdica y además interactiva, a participar y a seguir construyendo a medida que uno se vuelca en sus páginas y sus preguntas, son unos magníficos alicientes de este pedagógico trabajo del que me alegro de haber formado parte.

Sobre los autores

Myriam García Rodríguez es doctora en Filosofía y Máster en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología por la Universidad de Oviedo. Trabaja como profesora de filosofía en el instituto Dr. Fleming de Oviedo, al tiempo que colabora en labores de docencia e investigación con distintas instituciones nacionales e internacionales. Es, además, vicepresidenta del Centro de Filosofía para Niños del Principado de Asturias y directora de Pensar Juntos. Revista Iberoamericana de Filosofía para Niños.

Graduado en Comunicación Audiovisual en la Universidad rey Juan Carlos, Luis N. Sanguinet tiene interés filosófico y formación: es Máster en Crítica y Argumentación Filosófica en la Universidad Autónoma de Madrid. En sus investigaciones se centra en el ámbito filosófico de las artes visuales. Es analista de cine, diseñador gráfico, ilustrador y creador del blog El Platón de palomitas. Ha ilustrado el libro de filosofía para niños El Moro Marx, sabio y guerrero (Ápeiron Ediciones).

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre