Diderot y las ciencias de la naturaleza

El filósofo Leonardo Reyes Jiménez nos ofrece una análisis de la evolución del pensamiento de uno de los grandes nombres de la Ilustración: Denis Diderot.
El filósofo Leonardo Reyes Jiménez nos ofrece una análisis de la evolución del pensamiento de uno de los grandes nombres de la Ilustración: Denis Diderot.

Denis Diderot fue un escritor, filósofo y enciclopedista francés, una de las grandes figuras de su época, el siglo XVIII. Referente indiscutible de la Ilustración, fue por encima de todo un buscador incansable de la verdad, apostando para hallarla por un modelo de conocimiento experimental radical que le permitiera entender de primera mano el funcionamiento de la naturaleza.

Por Leonardo Reyes Jiménez, filósofo y máster en Ciencias de las religiones

Denis Diderot (1713-1784) vivió durante el período conocido como la Ilustración, movimiento cultural que alcanzó su cénit a finales del siglo XVIII y que se caracterizó por su espíritu escéptico hacia todo lo proveniente de la tradición y de la autoridad, y que, como contraposición, tenía una gran confianza en la razón, la cual era vista como el único instrumento capaz de penetrar en las formas de la naturaleza y en la mente humana y de establecer las bases de un gobierno justo. Unas tesis en las que destacaron algunos de los nombres más famosos de la historia de la filosofía, como David Hume, Thomas Jefferson, Immanuel Kant, Voltaire (François-Marie Arouet) o el mismo Diderot.

Los orígenes del materialismo francés

El paseo del escéptico, de Denis Diderot (Laetoli).
El paseo del escéptico, de Denis Diderot (Laetoli).

Antes de la eclosión de la Ilustración, durante los siglos XVI y XVII, fue dándose un alejamiento progresivo de la cosmología aristotélico-ptolemaica que veía el mundo como un todo finito y estático. El abandono de este modelo fue consecuencia de las investigaciones de Copérnico, Kepler y Galileo, quienes posibilitaron la visión de un cosmos en constante cambio cuyas leyes podían ser conocidas a través de la observación atenta de los fenómenos. Todo este proceso tuvo su culmen en el mecanicismo cartesiano. Con Descartes el mundo empezó a ser visto como una gran máquina cuyas leyes seguían un esquema matemático. Este esquema fue confirmado y consolidado por Newton en su obra Principios matemáticos de la filosofía natural (1687). El mecanicismo cartesiano y newtoniano era de un corte racional y especulativo. A este mecanicismo se opusieron varios pensadores franceses del siglo XVIII, como Paul Henri Thiry (barón de Holbach), Julien Ofray de La Mettrie y Claude-Adrien Helvétius, defendiendo uno de carácter más materialista.

Los ilustrados tenían una gran confianza en la razón, único instrumento capaz de penetrar en las formas de la naturaleza y en la mente humana y de establecer las bases de un gobierno justo

Jacques el Fatalista, de Denis Diderot (Cátedra)
Jacques el Fatalista, de Denis Diderot (Cátedra).

En este contexto aparece Diderot, quien cultivó con éxito tanto las letras como las ciencias. En este último ámbito le interesaron especialmente la biología y la química. También se dedicó con empeño a la traducción y comentario de otros autores. Diderot fue siempre un espíritu inconforme y crítico. Cuando aún las ciencias estaban en su desarrollo, él supo hacer una revisión de sus bases y un acertado análisis de la dirección que estas iban tomando. La concepción de la naturaleza de Diderot aparece especialmente en tres de sus obras: Cartas sobre ciegos para uso de los que ven (1749), Sobre la interpretación de la naturaleza (1753) y Sueño de D’Alembert (1769). En ellas se enfrenta tanto al racionalismo cartesiano como al mecanicismo de La Mettrie. No obstante, antes de la aparición de estas obras, Diderot ya había empezado una crítica a la matematización newtoniana de la naturaleza. Para él, el mecanicismo no era más que el resultado de un prejuicio basado en la imperfección de nuestros instrumentos para estudiar el mundo.

Conforme Diderot buscaba superar aquel mecanicismo, fue configurando un materialismo vitalista que veía en la materia un poder capaz de generar todas las formas de la naturaleza y de dar cuenta de su constante movimiento. Su contacto con Historia natural (1749-1788) del Conde de Buffón hizo que Diderot concibiera la naturaleza como una unidad donde todos los elementos se encuentran en interacción y donde no hay una diferencia cualitativa entre los reinos mineral, vegetal y animal: «Todo animal es más o menos hombre; todo mineral es más o menos planta; toda planta es más o menos animal. No hay nada preciso en la naturaleza».

Al mecanicismo cartesiano y newtoniano, de corte racional y especulativo, se opusieron pensadores como Holbach, la Mettrie o Helvétius, que defendían un mecanicismo de carácter más meterialista. En ese contexto aparece Diderot

Una nueva manera de unir razón y experiencia

Carta sobre los ciegos para uso de los que ven, de Denis Diderot (Cuenco de plata)
Carta sobre los ciegos para uso de los que ven, de Denis Diderot (Cuenco de plata).

En Sobre la interpretación de la naturaleza, Diderot compendia temas físicos, matemáticos, astronómicos, químicos y naturalistas, así como algunos apuntes sobre la actitud necesaria para realizar una investigación científica. Además, hace una revisión de los excesos del matematismo y del modelo newtoniano de hacer ciencia, y propone una nueva manera de interacción entre experiencia y raciocinio, dando prioridad a la praxis, la cual, sostiene Diderot, ha dado valiosos resultados para el desarrollo de la técnica. Otra de las labores que realiza es una revisión de las tesis naturalistas sobre el mundo vivo.

Visto todo lo anterior, no es nada forzoso situar a Diderot dentro de la tradición baconiana que ve con ojos positivos el conocimiento experimental, privilegia la observación inmediata, busca dejar a un lado los prejuicios y se inclina por el estudio directo de la naturaleza. A su vez, con la crítica al modelo científico newtoniano y cartesiano, que veía la naturaleza de una manera rígida y mecánica, se aproxima sorprendentemente a los hallazgos más recientes que se han hecho en física cuántica, la cual nos ha hecho vislumbrar un microcosmos incapaz de ser captado y descrito con exactitud por los principios de la física que hasta ahora han estado vigentes. Una muestra más de la capacidad de nuestro protagonista para mostrarse como un pensador atemporal y de tremenda relevancia incluso hoy.

Diderot concibe la naturaleza como una unidad donde todos los elementos se encuentran en interacción y no hay una diferencia cualitativa entre los reinos mineral, vegetal y animal

Palabra de Diderot

  • «Buscad la felicidad haciendo el bien, teniendo siempre presente que no hay más que una sola virtud: la justicia, y un solo deber: hacerse feliz»
  • «Del fanatismo a la barbarie solo media un paso»
  • «El filósofo nunca ha matado a un sacerdote, mientras que el sacerdote sí ha matado a muchos filósofos»
  • «El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes»
  • «El primer paso hacia la filosofía es la incredulidad»
  • «El que te habla de los defectos de los demás, con los demás hablará de los tuyos»
  • «Es tan arriesgado creerlo todo como creer nada»
  • «La indiferencia hace sabios, y la insensibilidad, monstruos»
  • «No arrepentirse ni hacer reproches a los demás, son los pasos de la sabiduría»
  • «Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer»
  • «Se me debe exigir que busque la verdad, pero no que la encuentre»
  • «Todos quieren tener amigos, pero ninguno quiere serlo»
  • «Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control».
Haz clic aquí.
Haz clic aquí.
Compartir
Artículo anterior¿Qué es la dignidad?
Artículo siguienteFrase filosófica: Alfonso X #1
Te escuchamos
Tú haces Filosofía&Co. Porque la filosofía y el pensamiento se han bajado de los púlpitos y están en la calle. Son tuyos y tú tienes mucho que decir sobre ellos, seguro. Queremos escucharte, que nos des tu punto de vista, que opines a favor o en contra, que compartas tus ideas con otros seguidores y estimules el debate. Escríbenos a teescuchamos@filco.es y participa en este blog creado expresamente para publicar vuestras opiniones.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre