Angela Davis: pensamiento en acción

Angela Davis. Imagen de Oregon State University (1 de abril de 2019) distribuida por Flickr bajo licencia Creative Commons CC BY-SA 2.0.
Angela Davis. Imagen de Oregon State University (1 de abril de 2019) distribuida por Flickr bajo licencia Creative Commons CC BY-SA 2.0.

Angela Davis es una de las figuras clave en la lucha antirracista feminista en Estados Unidos. Filósofa, política y activista, lleva décadas defendiendo los derechos civiles de la comunidad afroamericana, del feminismo y del colectivo LGTBI+. Un nuevo libro, en forma de cómic, nos acerca su vida y su pensamiento.

Por Cristina Arufe Moares

Nacida en Alabama en 1944, Angela Davis desde muy pequeña sufrió de cerca la difícil situación del colectivo afroamericano en Estados Unidos. Criada en un barrio llamado Dynamite Hill (Colina Dinamita), el nombre de este venía dado por el elevado número de casas de afroamericanos que habían sufrido ataques del Ku Klux Klan. Dynamite Hill fue, además, el escenario de un episodio que afectó personalmente a Davis, ya que, a consecuencia de un bombardeo a una iglesia en 1963 como parte de un ataque racista, cuatro de sus amigas fueron asesinadas. Este hecho fue para ella la expresión de «la rutina cotidiana, a menudo monótona, de la opresión racista».

Aunque comienza sus estudios en francés (en una clase con tan solo tres estudiantes afroamericanos), el interés de Angela Davis por los textos de existencialistas franceses como Jean-Paul Sartre, además de la influencia de su profesor Herbert Marcuse, especialmente su idea sobre la revolución del individuo contra el sistema, hace que termine decantándose por la filosofía, que estudia en Alemania en la segunda mitad de los sesenta del pasado siglo.

Filosofía & co. - COMPRA EL LIBRO
Angela Davis, de Maripaola Pesce y Mel Zohar (la otra h).

La nueva novela gráfica que publica La otra h acerca al lector a la Angela Davis más revolucionaria, la que a su vuelta de Europa a finales de aquellos turbulentos años sesenta decide centrarse en su faceta como activista política, formando parte de Che-Lumumba Club, una facción afroamericana del Partido Comunista, y Black Phanters Party, organización en defensa de los derechos de la comunidad afroamericana.

Nos muestra también cómo, en sus comienzos, Angela Davis tuvo que hacer frente al sexismo presente dentro del movimiento, que no veía con buenos ojos que las mujeres pudiesen tomar decisiones, y mucho menos liderar el movimiento. Para Davis «las mujeres siempre han sido la columna vertebral del movimiento de justicia social» y por tanto no deben de ningún modo someterse a los deseos masculinos de poder y liderazgo en el movimiento.

El acontecimiento central de este atractivo cómic se basa en la acusación a Davis de estar involucrada en el asalto a una corte en California, que acabó con el asaltante, Jonathan Jackson, asesinado. Estos hechos sucedieron durante un juicio en el que se acusaba a tres afroamericanos de asesinar a un guarda de prisión. Angela Davis fue señalada, pues el arma que se había empleado estaba a su nombre. Conocedora de la dura situación de los presos afroamericanos, decidió darse a la fuga. Fue detenida dos meses después en un motel de Nueva York. Su encarcelamiento supuso grandes movilizaciones a nivel internacional bajo la consigna Free Angela. En esta novela gráfica se narra su paso por la cárcel, que duró mas de quince meses, así como su juicio y absolución en 1972.

Su interés por los textos de existencialistas franceses como Jean-Paul Sartre hace que termine decantándose por la filosofía, que estudia en Alemania en la segunda mitad de los sesenta del pasado siglo

Durante este periodo, escribió If They Come in the Morning: Voices of Resistance (1971), donde lleva a cabo un análisis del sistema penitenciario americano, exigiendo una mejora de sus condiciones y tildando a la institución penitenciaria de «racista, no solo porque se dirige de manera desproporcionada contra personas negras y de color, sino que además es una institución heredada de la esclavitud». Igualmente es autora de Women, Race and Class (1981) (su único texto traducido al español, bajo el título Mujeres, raza y clase), donde trata temas en relación con la esclavitud, el racismo y la realidad de la mujer afroamericana.

Davis se define como feminista interseccional, y se pregunta: ¿son los problemas que enfrenta una afroamericana iguales que los que enfrenta una mujer blanca en su día a día? ¿O los que enfrentan una mujer homosexual y una heterosexual? La autora estadounidense considera que no se puede hablar de un solo feminismo, pues la discriminación hacia la mujer no afecta por igual a una mujer blanca que a una afroamericana. En 2018, durante su última visita a España para el ciclo anual Mujeres contra la impunidad (celebrado en La Casa Encendida, en Madrid) dejó claro que «el feminismo no es una cosa unitaria, hay distintos tipos de feminismos. Yo creo que cuando hablamos de feminismo deberíamos hablar en plural».

La activista aboga por un feminismo en el que se deben tener en cuenta distintos factores sociales además del género, como la clase social, la etnia o la sexualidad. Además, recalca que «es importante que quede claro que no estamos hablando de un tipo de feminismo diseñado para mantener el statu quo y las instituciones actuales; tendríamos que hablar de un feminismo revolucionario, y no solo para transformar las ideas de género, sino también uno que intente cambiar las condiciones vigentes en el mundo».

En cuanto a la situación más reciente de los Estados Unidos en su lucha antirracista y el surgimiento del movimiento Black Lives Matter, Angela Davis considera que, a pesar de que «hay quienes creen que el eslogan Black Lives Matter tiene una connotación particular, no podría ser más universal». Por eso defiende que los contramovimientos como All Lives Matter, nacido como una crítica que defiende que todas las vidas importan lo mismo, no hacen otra cosa que «ignorar hasta qué punto las vidas negras y de color son objeto de racismo y represión». Y añade que «decir que las vidas negras importan es proclamar que en efecto todas las vidas importan».

Para Angela Davis, no se puede hablar de un solo feminismo, pues la discriminación hacia la mujer no afecta por igual a una mujer blanca que a una afroamericana. «El feminismo no es una cosa unitaria, hay distintos tipos de feminismos. Yo creo que cuando hablamos de feminismo deberíamos hablar en plural»

Retirada de la docencia desde el año 2008, actualmente Angela Davis sigue defendiendo y promulgando sus ideas antirracistas, feministas y marxistas a través de diversas charlas y conferencias. Esta obra gráfica de Mariapola Pesce y Mel Zohar permite al lector conocer y acercarse a la faceta más activista y revolucionaria de Davis, autora del célebre credo: «No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar; estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar». Sin duda, una mujer cuyo espíritu inconformista la ha llevado a dedicar su vida a luchar por los derechos humanos y de aquellas personas más desfavorecidas en términos raciales, sociales y antropológicos.

Palabra de Angela Davis

«¡Es el momento de que los negros mostremos un solo rostro, fuerte y compacto! ¡Debemos crear un colectivo que nos mantenga unidos a todos! Con una dimensión nacional y con representantes cercanos al gobierno».

«Sé lo que necesito: un partido revolucionario de verdad que luche abiertamente con proletarios de todos los colores: negros, marrones, incluso blancos. ¡Es la única forma de contrarrestar el racismo!».

«Recuerda que cada vez que aceptamos una injusticia, porque es marginal en comparación con otras, entregamos un pedazo de nuestra dignidad a quienes con el racismo siempre nos han tenido divididos y segregados».

«Mientras yo estaba en Biarritz desayunando un cruasán con mantequilla, una bomba en nuestra iglesia se llevo a cuatro de mis amigas […] Pasa porque alguien quiere que suceda. ¡Y porque dejamos que lo hagan!».

«A partir de hoy comienza la batalla para liberar a los demás, hermanos y hermanas que siguen siendo prisioneros de un sistema que vence al débil, pero al que todos juntos, como hemos hecho esta vez, podremos vencer. ¡Libertad para los presos políticos!»

Dosieres exclusivos, podcasts, libros de regalo, descuento en otros y en más productos… Haz clic aquí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre