¿Por qué devoramos series macabras y dramáticas?

¿Por qué nos atraen las series y las películas que reflejan el mal? ¿Tenemos todos un lado oscuro? Vivimos en una sociedad pulida, dice Mª Ángeles Quesada, donde solo queremos mostrar en público lo bueno, lo que previamente ha pasado por el Photoshop. Llevamos una vida rutinaria, intentando que los días transcurran sin sobresaltos. Esta sociedad ha dejado el mal de lado. Pretendemos que el bien y el mal estén perfectamente separados. Pero el mal existe y ha existido siempre. La sociedad y el marketing de la economía se dedican a gestionar nuestra pulsión del mal.

Haz clic aquí.
Haz clic aquí.

1 COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre