"Nunca he visto con claridad qué se supone que significa lo femenino", dice Judith Butler. © Ana Yael

Y ni siquiera está segura de que deba serlo. Hablamos con la filósofa estadounidense Judith Butler, una de las feministas de referencia en la filosofía de hoy y autora de El género en disputa, obra indispensable del feminismo actual, que pone el pensamiento patas arriba a cada paso. Llegó, escribió, habló y creó el debate. Perfecto; qué otra cosa es pensar, filosofar. Sus ideas sobre el género y el sexo construidos y aprendidos, no marcados por la naturaleza, revolucionaron lo establecido. Veamos detenidamente primero cuáles son estas ideas y después “escuchémosla” a ella.

La filósofa estadounidense Judith Butler en mayo de 2018 visitando la editorial Herder.
La filósofa estadounidense Judith Butler en mayo de 2018 visitando la editorial Herder en Barcelona.

La filósofa contemporánea Judith Butler es una de las grandes teóricas feministas del movimiento queer. Según su teoría, nuestro sexo, es decir aquello que supuestamente nos define como hombres o mujeres, no es más que una construcción social. El hecho de ser un hombre o una mujer no está determinado por nuestro nacimiento, sino que nos han enseñado a ser así. Hemos aprendido a ser hombres o mujeres en un contexto cultural y educativo que tiene como norma la heterosexualidad. Todo aquello que se salga de esa norma está excluido.

Esta explicación del pensamiento de la filósofa estadounidense Judith Butler (Cleveland, 1956) se la da el profesor de filosofía Merlí a sus alumnos del instituto en la segunda temporada de la famosa serie catalana original de TV3 y que ahora puede verse en la plataforma Netflix. “Pero ¿ella defiende que se excluya lo que no entra en la norma?”, pregunta uno de los estudiantes. “Al contrario –responde Merlí–, ella defiende que no tenemos por qué percibirnos obligatoriamente ni como hombres ni como mujeres; es decir, de la misma manera que construimos el género, también podemos deconstruirlo, yendo más allá de sus limitaciones”.

“Pero, no jodas, Merlí. Yo he nacido mujer y, sinceramente, no me veo como hombre. Y Oliver, por muy gay que sea, no deja de ser un hombre, ¿no?”, plantea otra de las alumnas poniéndose como ejemplo a ella misma y a un compañero, debatiendo, confrontando ideas. “Lo que dice Butler es que el género no es un hecho natural y que no estamos obligados a identificarnos como hombres o mujeres. No hay que encajar nuestra identidad en esas categorías, como tampoco hay que definir nuestra orientación sexual en función del esquema hetero-homo”, señala Merlí. Para él, la norma está para romperla, a pesar de que todo lo que se sale de ella es incómodo para la sociedad. “¡Basta ya de tragarnos esos patrones anticuados!”, dice el profesor de filosofía en la serie.

Para Butler, nuestro sexo, lo que nos define como hombres o mujeres, no es más que una construcción social. El hecho de ser un hombre o una mujer no está determinado por nuestro nacimiento, sino que nos han enseñado a ser así

De no asumir sin más reglas tradicionales y de derribar muros sabe mucho la filósofa Judith Butler. Y de polémicas, también. No es fácil enfrentarse a las normas establecidas y comúnmente aceptadas por la inmensa mayoría y pretender acabar con ellas a base de pensamiento. Como mínimo, levantas ampollas y generas algún tipo de conflicto. Sacudir las mentes, remover conciencias, plantear nuevas ideas y hacer pensar nunca ha sido un mar en calma.

“Me gustaría, en primer lugar, dar las gracias al centro cultural Sesc Pompeia por no haber cancelado la conferencia en la que participo”, decía en noviembre de 2017 Judith Butler en Sao Paulo (Brasil). Motivos habrían tenido los organizadores si se hubieran dejado llevar por la presión de las protestas que la presencia de la filósofa había generado. Grupos ultraconservadores hicieron una campaña a través de las redes sociales contra el discurso de Butler y a favor de que no acudiera a Brasil a difundir sus ideas. A pesar de las 320.000 firmas que reunieron, en esta ocasión venció la libertad de pensamiento, ideas y opinión. Y Butler habló.

El género en disputa

Portada de la nueva edición de "El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad", de Judith Butler, editado por Paidós.
Portada de la nueva edición de “El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad”, de Judith Butler, editado por Paidós.

Judith Butler, catedrática del departamento de Literatura comparada en la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos), una de las feministas de referencia en la filosofía de hoy, ya había hablado para el mundo entero a través de El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identidad, editado en español por Paidós, obra indispensable del feminismo actual. Sus libros no son sencillos de leer ni de entender, y, sin embargo, es una autora muy leída y seguida en todo el mundo y su pensamiento interesa a millones de personas; su poder de convocatoria allí donde acude es enorme, porque, es curioso, resulta mucho más fácil de comprender su mensaje al oírla que al leerla. El libro El género en disputa sacaba a la luz el nacimiento de la teoría queer. Como el profesor Merlí les explica a sus alumnos en la serie, la filósofa plantea una crítica a la teoría de que las identidades de género están marcadas por la naturaleza y son inmutables. Butler se cuestiona la idea de que haya una única forma de ser hombre/masculino y mujer/femenino. En su opinión, el discurso establecido heteronormativo entiende los cuerpos basándose en una forma ideal y ficticia de ser hombre y ser mujer. Ella mantiene que el género y el sexo son construcciones sociales.