Qué nos han dicho los filósofos y las filósofas

Especial Filosofía 2019

Algunos de los filósofos y filósofas con los que hemos hablado en Filosofía&co. a lo largo de 2019. Arriba, de izda. a dcha., Magdalena Reyes, Santiago Gerchunoff, Fabiola Leyton y Darío Sztajnszrajber. Centro, de izda. a dcha., Daniel Innerarity, Donatella Di Cesare, Manuel Cruz y Nancy Fraser. Abajo, de izda. a dcha., Ana Carrasco Conde, Juan Mayorga, Laura Quintana y Gabriel Albiac.
Algunos de los filósofos y filósofas con los que hemos hablado en Filosofía&co. a lo largo de 2019. Arriba, de izda. a dcha., Magdalena Reyes, Santiago Gerchunoff, Fabiola Leyton y Darío Sztajnszrajber. Centro, de izda. a dcha., Daniel Innerarity, Donatella Di Cesare, Manuel Cruz y Nancy Fraser. Abajo, de izda. a dcha., Ana Carrasco Conde, Juan Mayorga, Laura Quintana y Gabriel Albiac.

Un año da para mucha reflexión y muchas palabras. Para nosotros, este ha estado repleto de pensamiento gracias a la gran cantidad de filósofos y filósofas a los que hemos escuchado, hombres y mujeres de diferentes países que nos han aportado su visión del mundo y la de otros que lo miraron y lo analizaron antes que ellos; pensadores y autores con los que hemos hablado e intercambiado ideas y de los que tanto hemos aprendido. He aquí una breve muestra de todo lo que nos han contado a lo largo de este 2019 que ya se termina.

Los temas que hemos tratado con ellos y sobre los que nos han hablado han sido muy variados, porque todo le interesa a la filosofía y sobre todas las cosas se pregunta. Buscando respuestas que nos llevaran a más preguntas, esta es una selección de algunos de los cientos de asuntos que salieron en nuestras conversaciones con estos filósofos y filósofas.

Sobre sociedades y fronteras

Donatella Di Cesare, filósofa italiana:
«Vivimos a la sombra de Auschwitz, lo que sucedió podría volver a suceder. Me alarma la disparidad creada por la globalización: por un lado, la esfera cerrada de los mundos occidentales y occidentalizados, con el sistema del capital, la tecnología y el confort, y, por otro, la inmensa periferia de la miseria, los suburbios de la desesperación y la desolación».

Agapito Maestre, filósofo español:
«Nadie ha narrado mejor que Ortega esa crítica a la sociedad de masas. Es un adelantado de la crítica al totalitarismo y  el populismo de nuestra época. Ortega es el pensador socrático por antonomasia, o mejor, es el paradigma del filósofo ciudadano, pues se plantea, antes que nada, los límites del saber».

Nuria Sánchez Madrid, filósofa española:
«Vivimos en una sociedad neoliberal en la que el mercado es lo que nos permite sostenernos y sobrevivir. Creamos vínculos sociales con los otros y con nosotros mismos que nos hacen medirnos eternamente y nos hacen exigirnos eternamente. Esto a la filosofía tiene que interesarle mucho porque es discurso, porque no es hecho. No son realidades fácticas, son realidades inmateriales que se apoderan de nuestros cuerpos y colonizan nuestras mentes».

Santiago Gerchunoff, filósofo argentino:
«La ironía fue incorporada tan universalmente por el discurso televisivo que lo cubrió todo, permeó a toda la sociedad».

Marina Garcés, filósofa española:
«Abrir fronteras con vías seguras no es solo una solución, es una exigencia, un clamor humano».

Eduardo Infante, filósofo español:
«¿Por qué la filosofía abandonó la plaza pública? Quizá porque era una forma de arrebatarle al pueblo su capacidad de valerse por sí mismo de manera individual, algo peligroso para el poder. Nunca se ha querido que el pueblo tenga esa herramienta que le permite tener libertad de pensamiento».

Las libertades y la moral

Daniel Gamper, filósofo español:
«La libertad de hablar no presupone el derecho a ser escuchado a toda costa. Este hay que ganárselo».

Claus Dierksmeier, filósofo alemán:
«El amor ofrece un buen ejemplo de lo que es la teoría de la libertad cualitativa. Al atarnos o unirnos a la persona amada no nos sentimos menos libres, sino liberados para un encuentro más profundo con el otro y con uno mismo».

Fabiola Leyton, filósofa chilena:
«Existen ciertos tipos de comportamiento moral en los animales, o al menos hay evidencia de comportamientos relacionados con este cálculo y consideración moral en su vida individual y social. Repensar desde una bioética amplia significa analizar críticamente la industria de producción del conocimiento basado en la investigación con animales, promover las Tres Erres –reducción, refinamiento, reemplazo– y la sensibilización del público».

Òscar Pujol, filósofo español:
«El yoga y la filosofía india nos introducen al cuidado de sí, y el cuidado de sí como práctica de la libertad nos devuelve la dimensión subjetiva del ser en un mundo fuertemente objetivado».

Hablando sobre la filosofía

Ana Carrasco Conde, filósofa española:
«La filosofía no es el medio para conseguir algo, sino la actividad misma que construye y vertebra nuestro vivir. La buena filosofía debe incordiar o, dicho con Hegel, no debe ser edificante».

Manuel Calvo, filósofo español:
«A quien está aletargado en su vida monótona e irreflexiva, quizá al entrar en contacto con la filosofía esta le produzca inquietud. Pero cuando el desasosiego le invada, contar con las herramientas filosóficas será de gran ayuda».

Daniel Innerarity, filósofo español:
«A los filósofos la gente nos viene con problemas complejos, irresolubles del tipo: ¿quiénes somos?, ¿qué significa todo esto?, ¿cómo interpretar lo que nos está pasando? Pocos oficios como el nuestro tienen a tantos voluntarios para arriesgarse a perder su escasa reputación frente a tales problemas, frente a los que no podemos más que fracasar una y otra vez. Y a eso no hay mucha gente dispuesta. En nuestra caja de herramientas hay detectores de problemas inadvertidos, artilugios para conservar las paradojas irresolubles, sonares de enigmas… Flojea, en cambio, el apartado de soluciones, para lo que apenas tenemos instrumentos, convencidos como estamos de que identificar bien los problemas es buena parte de la solución».

Magdalena Reyes, filósofa y psicóloga uruguaya:
«Creo que el imperativo socrático ‘conócete a ti mismo’ ha estado siempre vigente, pero la filosofía fue perdiendo relevancia como medio para llevar a cabo este proyecto».

Juan Mayorga, filósofo, matemático y autor teatral español:
«Todos estamos llamados a ese interrogatorio permanente que es la filosofía. La filosofía no es un conocimiento entre otros, es un plan de vida».

Darío Sztajnszrajber, filósofo argentino:
«Los que hacemos divulgación de la filosofía buscamos recuperar algo de la vocación originaria de una disciplina que no nace acartonada ni aristocrática ni solemne, sino que surge en la calle y nace en lo cotidiano».

Del feminismo y la desigualdad

Nancy Fraser, filósofa estadounidense:
«Debajo de la explotación de clase existen otras formas de dominación igualmente asentadas y estructuralmente arraigadas: género, raza, depredación ecológica…».

Luciana Cadahia, filósofa argentina:
«Hay una cierta misoginia estructural que no soporta el pensamiento femenino. Hay algo insoportable en el hecho de que una mujer piense con libertad y determinación».

Lo político y el tiempo

Adolfo Chaparro, filósofo colombiano:
«Enfrentando el monstruo que somos todos, entendiendo qué es lo hemos hecho para legitimar la violencia como forma de lo político, es como se puede evitar la vuelta de otras formas de violencia».

Laura Quintana, filósofa colombiana:
«Ha habido una movilización de lo que llamo ‘afectos inmunitarios’, reacciones y actitudes que hacen percibir al otro como amenaza para la salud, para la estabilidad y en muchos casos para una pretendida pureza de la sociedad. Una política inmunitaria es una política que todo el tiempo genera condiciones de inseguridad y riesgo que hacen sentir a las personas constantemente amenazadas. Hay que pensar cómo estas políticas inmunitarias pueden dar lugar a nuevas formas de fascismo».

Gregorio Luri, filósofo español:
«El pasado es la pierna en la que te apoyas al avanzar. Si quieres ir hacia delante, debes tener algo apoyado en el suelo».

Joke J. Hermsen, filósofa holandesa:
«Somos seres conscientes del tiempo y de nosotros mismos en el tiempo. Y esta combinación nos hace melancólicos».

El Yo y el Otro

Gabriel Albiac, filósofo español:
«La matemática era una diversión, no un oficio, y para Pascal la diversión tiene un sentido muy estricto: lo que divierte, lo que me saca de mí mismo para perderme en El Otro. Pascal y su obra tienen un carácter fascinante».

José Ramón Ayllón, filósofo español:
«Somos inteligencias emocionales. Todo lo que pensamos, conocemos y hacemos produce en nuestra interioridad un impacto emocional. En sentido contrario, siempre conocemos la realidad coloreada por los sentimientos. Aunque la mentira es tan antigua como la humanidad, solo en nuestra época se ha dado su aceptación social, su justificación».

Manuel Cruz, filósofo español:
«No somos capaces de hacer el ejercicio de pensarnos a nosotros mismos como efecto, en vez de como causa. El yo, nuestro propio yo, es muy resistente y no nos atrevemos a aceptar que en muchas ocasiones pensamos aquello que no tenemos más remedio, decimos palabras ya dichas y sentimos de acuerdo a lo que se nos ha prescrito sentir. Si fuéramos capaces de ponernos en ese otro lugar, no solo veríamos con claridad que la vida buena no es la que se nos propone, sino que nos atreveríamos a abandonar esa vía. Si no lo hacemos es porque realmente no estamos convencidos de aquello que declaramos pensar».

Haz clic aquí.
Haz clic aquí.
Publicidad

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre