Filosofía visible

Un alfarero intenta dar forma a ciegas a un bloque de arcilla. No sabe lo que busca, pero sabe lo que quiere. Así representan Masato Tanaka y Tetsuya Saito la anamnesis de Platón en la «Gran historia visual de la filosofía» de Blackie books.
Un alfarero intenta dar forma a ciegas a un bloque de arcilla. No sabe lo que busca, pero sabe lo que quiere. Así representan Masato Tanaka y Tetsuya Saito la anamnesis de Platón en la «Gran historia visual de la filosofía» de Blackie books.

¿Cómo representar la reminiscencia, la dialéctica de Hegel, un paradigma y un cambio de paradigma? ¿Qué pinta tendrá la epoché, la sustancia, el Dasein? ¿Has pensado en la filosofía en términos visuales? Blackie Books sí lo ha pensado y ha publicado la Gran historia visual de la filosofía, de Masato Tanaka y Tetsuya Saito, un manual atípico y una guía que da forma al vasto contenido de la filosofía.

Por Pilar G. Rodríguez

Una persona con una venda en los ojos toca, amasa, acaricia un bloque de cerámica intentado que esta cobre una forma precisa. No sabe qué forma busca, pero lo que quiere lo tiene en la cabeza y sabe que aún debe de seguir dando vueltas hasta que llegue el momento en que la forma que toca con las manos coincida con la que tiene en su mente. Al lado de esta escena, un perro come en un recipiente burdo o defectuoso y le da igual su forma; solo importa la comida que contiene y que se está zampando ajeno a todo lo demás.

Gran historia visual de la filosofía, de Tanaka y Saito, en Blackie Books.
Gran historia visual de la filosofía, de Tanaka y Saito, en Blackie Books.

Todas estas líneas de explicación para concluir que hablamos de Platón, de la teoría de la reminiscencia o anamnesis, según la cual las personas recuerdan las ideas que el alma ha visto previamente (en un lugar llamado Hiperuranio) y que les sirven de guía hasta la verdad. Saltarse todas estas mismas líneas de explicación y comprender de un plumazo al ver dibujada la persona con la venda, el torno y al perrete comiendo ajeno a toda reminiscencia platónica es la intención de la Gran historia visual de la filosofía de Blackie Books.

Sin dedicarse a ella expresamente, la editorial catalana siempre se ha interesado por la filosofía y, sobre todo, por la filosofía contada de otra manera como demuestran obras como Los superhéroes y la filosofía, de Tom Morris y Matt Morris; Los Simpson y la filosofía, de William Irwin, Mark T. Conard y Aeon J. Skob; o 101 experiencias de la filosofía cotidiana, de Roger Pol-Droit. Gran historia visual de la filosofía es su ejemplo más reciente.

Saltarse la explicación y comprender de un plumazo la anamnesis platónica al ver dibujada una persona, un torno y un perro comiendo es la intención de la Gran historia visual de la filosofía, de Blackie Books

Hacer visible lo invisible

El artista y escritor Masato Tanaka es el autor de esta obra que transforma los conceptos abstractos de la filosofía en visiones e imágenes universales. Al posfacio de la obra trae otra imagen: la biblioteca de su abuelo bien poblada de obras en distintos idiomas y de manuales de filosofía. ¿Estarían allí las respuestas a las preguntas que se hace un niño despierto y curioso? Porque esas coinciden a menudo con grandes cuestiones filosóficas… «La escritura de este libro ha sido fruto del deseo de visibilizar y concretar la sorpresa que experimenté al entrara en contacto con estos pensamientos», explica Tanaka. Menciona también a otro autor, Tetsuya Saito, en las siempre necesarias labores de supervisión.

Pero hablaba Tanaka de concretar, de modo que volviendo a la Gran historia visual de la filosofía, ¿cómo representar la deconstrucción derridiana? Él lo hace con un cubo de Rubik que coloca en la mano de un personaje mínimamente caracterizado como Derrida. A Foucault lo dibuja con su jersey de cuello vuelto y una cámara de vigilancia a su espalda, mientras que a Baudrillard le cuelga un bolso de marca. Las caracterizaciones de los distintos filósofos merecerían un capítulo aparte y en realidad lo son. Veamos cómo se disponen.

¡Organización!

El libro se divide en cuatro grandes bloques: la antigüedad clásica, la Edad Media, la época premoderna, la edad moderna y la edad contemporánea. Cada uno de ellos se inicia con una cronología a la que siguen los perfiles de los pensadores más representativos de la época. Ahí es donde encontramos a Hobbes embutido en un disfraz de lobo, Popper portando un cisne (rosa en esta ocasión) o a Habermas jugando a los vasos comunicantes con uno de ellos pegado a la oreja.

¿Cómo representar la deconstrucción derridiana? Colocando un cubo de Rubik a un personaje mínimamente caracterizado

A continuación, esta enciclopedia desarrolla los conceptos que corresponden al periodo histórico en cuestión. Algunos son más o menos fáciles, cuando fácil es sinónimo de gráfico o de expresivo. De alguna manera, sí podemos imaginarnos al auriga de Delfos o darle forma a los placeres epicúreos (otra cosa es que estemos equivocados al imaginarlos) e incluso a la mano invisible, pero ¿una mónada, la sustancia, la dialéctica de Hegel, el imperativo categórico? ¿Eso cómo lo pintamos? Tanaka y Saito han encontrado la manera y su manera ofrece un camino poco explorado, pero riguroso y muy eficaz, para adentrarse en  la filosofía y comprenderla de un vistazo.

Haz clic aquí.
Haz clic aquí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre