Conocer la filosofía con un cómic

"Filosofía en viñetas" nos cuenta una introducción a la historia de la filosofía y el pensamiento occidentales a través de viñetas. Más de 2.500 años de pensamiento universal, desde la antigua Grecia hasta Kant, Darwing, Nietzsche...

Filosofía en viñetas, publicado por DeBolsillo, es de esos libros que sorprenden y atraen desde la portada. Que levante la mano quien sea capaz de pasar de largo ante un Heráclito de lápiz y en color, en movimiento, sonriendo a cámara mientras rema su canoa a través del caudaloso río de la sabiduría llevando en ella las enseñanzas de Nietzsche, Descartes, Aristóteles, Sócrates, Platón… en formato cómic. Y con la palabra “filosofía” bien grande y en mayúsculas. ¡Sin complejos!

Por Amalia Mosquera

¡Ojo! No estamos hablando de filosofía en viñetas para niños y jóvenes. O sí, también, pero no exclusivamente. Estamos hablando de aire fresco, de filosofía para todos, para lectores de cualquier edad; para no expertos en la materia que busquen un primer acercamiento a ella, pero también para quien ya tenga ciertos conocimientos y quiera descubrirla de otra forma. ¿Más amena? Sí, más amena. Ya está, ya lo hemos dicho: hacer divertidos, fáciles y accesibles los temas “sesudos” no es pecado. Y aquí es cuando defendemos –es nuestra esencia, la razón de ser de Filosofía&co.– que lo interesante no tiene por qué ser aburrido; corregimos: no debe ser aburrido. Y que cuantas más herramientas se utilicen para difundir y divulgar la cultura –y la filosofía lo es–, mucho mejor. Todo vale. Fuera prejuicios, temores y complejos, por favor. La única condición: que el contenido sea riguroso y fiel a la verdad.

Y dentro de ese todo se incluye el cómic, por supuesto. Qué mejor manera de bajar la filosofía de los púlpitos y sacarla a caminar por la calle que dibujarla. En viñetas, nada menos. Acercarla al gran público. Y al pequeño también.

Filosofía para todos, para lectores de cualquier edad; para jóvenes y para mayores no expertos en la materia que busquen un primer acercamiento a ella o una visión más entretenida

"El príncipe", de Maquiavelo, en versión manga, editado por La Otra H.
“El príncipe”, de Maquiavelo, en versión manga, editado por La Otra H.

Filosofía en viñetas, de Michael F. Patton –catedrático y director del programa de filosofía y religión de la Universidad de Montevallo, Alabama (Estados Unidos), coautor del texto– y Kevin Cannon –texto e ilustraciones–, publicado por DeBolsillo, no ha inventado el formato para esta temática. La Otra H edita con mucho éxito desde hace ya años obras de filosofía y literatura en versión manga –los cómics japoneses–, que sí aportaron una gran novedad al mundo de las publicaciones sobre pensamiento: El capital, Así habla Zaratustra, Los hermanos Karamázov, La muerte de Sócrates, El manifiesto comunista, Canción de Navidad, El príncipe, El rey Lear, Anna Karenina, Introducción al psiconálisis, La biblia… son solo algunos maravillosos, dignísimos y fieles ejemplos de obras esenciales puestas al alcance de todos. De todos.

Portada completa del libro "Filosofía en viñetas", de Michael F. Patton (textos) y Kevin Cannon (ilustraciones), editado por DeBolsillo.
Portada completa del libro “Filosofía en viñetas”, de Michael F. Patton (textos) y Kevin Cannon (ilustraciones), editado por DeBolsillo.

En este caso, Filosofía en viñetas no se centra en una historia concreta, nos cuenta todas, o, mejor dicho, toda. Lo que este libro nos ofrece es exactamente eso, la historia de la filosofía y el pensamiento occidentales contada a través de viñetas. Vale, para incrédulos y puristas dejémoslo en una introducción a la historia de la filosofía, pero una visión bastante completa que permite hacerse una idea global de más de 2.500 años de pensamiento universal, desde la antigua Grecia hasta Kant, Darwing, Nietzsche, Turing…

Toda la filosofía, o toda la introducción a la filosofía, en 165 páginas repletas de dibujos requiere mucho orden y mucha capacidad de síntesis. Y ambas cosas las tiene. El orden lo establecen las temáticas. La síntesis, el resumen indispensable, en algunos casos excesivo; para los entendidos en la materia se quedará muy cojo, desde luego, y muy superficial. Vamos que con este libro no se aprueba un examen en Bachillerato, ni se hace el doctorado. Pero tampoco está pensado para eso. Quien quiera aprender más y profundizar, tendrá que ir después o directamente a otras publicaciones.

Buscando respuestas

Spinoza, uno de los grandes racionalistas, habla sobre la mente.
Spinoza, uno de los grandes racionalistas, en el capítulo dedicado a la mente.

“Al principio teníamos todas las respuestas a las preguntas de la vida. O más bien teníamos una respuesta que servía para todo: ‘Es cosa de Dios’”.

Así comienza el libro, la introducción a la filosofía. Y aquí Heráclito, filósofo presocrático, el que será nuestro “guía turístico” en el viaje a través de la historia del conocimiento, nos explica cómo llegó un momento en el que al ser humano, curioso por naturaleza, esa respuesta dejó de servirle, empezó a resultarle insuficiente: necesitaba llegar al fondo de las cuestiones.

“Habréis oído decir que la filosofía es el amor a la sabiduría, pero en realidad es algo mucho más emocionante: la búsqueda de la sabiduría. Y eso es tanto una actividad como una aventura”, continúa explicando un Heráclito en forma de dibujo. “Para hacer filosofía tienes que informarte de lo que han pensado antes otros filósofos y por qué”.

Perfecto. Este libro se ocupará de darnos esos datos de manera didáctica y entretenida, muy fácil de leer. Y al final podremos hacer nuestra propia filosofía, por qué no, o, al menos, podremos entender mejor la que otros han hecho.

Mentes modernas abiertas a nuevas vías de acercar el conocimiento a todo el mundo, bienvenidos a Filosofía en viñetas

Dios, la ética, el libre albedrío, la mente… en viñetas

Decíamos que Patton y Cannon, los autores, han dividido el libro en temas en lugar de recorrer en orden cronológico la historia de la filosofía. Eso agiliza su lectura y la hace más interesante: permite conocer lo que otros han pensado y han dicho sobre conceptos que me importan, más que darme una clase de filosofía. Todo lo que sea alejarse de un libro de texto, mejor (abrimos paréntesis y reflexión: ¿por qué muchos libros de texto se empeñan en ser tan aburridos? ¿Por qué no todos los autores de libros de texto piensan que aprender debe ser entretenido o incluso divertido para que sea más eficaz y para fomentar el gusto y la afición por hacerlo, no el deber? ¿Por qué no es obligatorio hacer libros de texto apetecibles? Tema para tratar en otra ocasión…). Y en este libro todo se aleja de él, del libro de texto, en forma, en fondo y en contenido.

¿Cómo puedo llegar hasta el fondo de lo que es verdad o no?, se preguntó el filósofo francés Descartes (1596-1650). Decíamos que Patton y Cannon, los autores, han dividido el libro en temas en lugar de recorrer en orden cronológico la historia de la filosofía. Eso agiliza su lectura y la hace más interesante: permite conocer lo que otros han pensado y han dicho sobre conceptos que me importan, más que darme una lección de filosofía. Todo lo que sea alejarse de un libro de texto, mejor (reflexión: ¿por qué muchos libros de texto se empeñan en ser aburridos? ¿Por qué no todos los autores de libros de texto piensan que aprender debe ser entretenido o incluso divertido para que sea más eficaz y para
¿Cómo puedo llegar hasta el fondo de lo que es verdad o no?, se preguntó el filósofo francés Descartes (1596-1650).

La lógica, la percepción, la mente, el libre albedrío, Dios y la ética. Seis conceptos esenciales en el pensamiento y sobre los que millones de personas se han preguntado y se siguen preguntando, buscando respuestas. Y ahí va Heráclito sobre su canoa, surcando las aguas del río de la filosofía, hablando con los grandes filósofos de todos los tiempos y explicándonos de qué duda Descartes, qué importancia le daba Locke a la experiencia, la esencia de la libertad para Hume, cómo Tomás de Aquino demuestra a través de la lógica la existencia de Dios, las preguntas de Sócrates y el conocimiento que tenemos de sus palabras a través de la escritura de Platón, cómo interactúan cuerpo y mente para Leibniz, el razonamiento para Stuart Mill…

Sí, ni una mujer en esta introducción a la historia de la filosofía y el pensamiento; mal; como en tantísimas otras, la inmensa mayoría, porque durante siglos y siglos se han pasado por alto las voces de las pensadoras, que ha habido, muchas y muy grandes. En este caso se trata de la traducción de una publicación estadounidense. Y la historia de Filosofía en viñetas no llega hasta los tiempos en los que a las mujeres ya “se les ha permitido” transmitir su pensamiento sin ocultárselo al mundo cuando lo intentaban.

Prejuiciosos que miren con recelo –y cierto desdén anticuado, dicho sea de paso– los libros “con poco texto y mucho dibujito”, absténganse. De todo ha de haber y todo puede convivir. Mentes modernas e inquietas abiertas a nuevas vías de acercar el conocimiento a todo el mundo, bienvenidos a Filosofía en viñetas (y a tantas otras propuestas en esta línea).

(Más reflexión: ¿y si este libro y otros cómics de filosofía y literatura se trataran-leyeran en los colegios, a edades anteriores a cuando la asignatura de Filosofía es obligatoria? Buen contacto inicial con ella y con otras obras de literatura y pensamiento. Explicando a los alumnos, eso sí, que también hubo mujeres filósofas y pensadoras que aportaron muchísimo, pero que, como en todas las ramas del conocimiento, quedaron tapadas y silenciadas en el peso de la historia… y ya es hora de ponerle remedio).

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre