Los retos de la filosofía en tiempos de incertidumbre: Valerio Rocco

Retos 2021: Valerio Rocco

¿Cuál es el principal reto de la filosofía, o sus principales retos, en estos tiempos de zozobra, inseguridad e incertidumbre en todo el mundo?

Filosofía & co. - Filosof@

Valerio Rocco. Filósofo, director del Círculo de Bellas Artes de Madrid (España)

El filósofo Valerio Rocco Lozano, profesor de Historia de la Filosofía Moderna y coordinador del máster Filosofía de la historia: democracia y orden mundial en la Universidad Autónoma de Madrid, es director del Círculo de Bellas Artes de Madrid desde noviembre de 2019 e investigador del Proyecto Europeo H2020 sobre el Fracaso y su reversibilidad.

Filosofía & co. - Flecha

«En tiempos de incertidumbre, la filosofía debe proporcionar a la ciudadanía herramientas para sospechar de toda solución fácil a las múltiples crisis que atraviesan nuestro (contra)tiempo. Debe seguir aportando, por tanto, una sana dosis de crítica de-constructiva, infundiendo respeto a la complejidad y la profundidad de las cuestiones políticas, económicas, sociales, ambientales y de otra índole que son objeto del debate público.

Contra las recetas basadas en prejuicios compartidos y no problematizados, la filosofía debe responder con una continua puesta en discusión de los fundamentos de los discursos hegemónicos.

Frente a las falsas oposiciones que polarizan y fracturan cada vez más todo ámbito de nuestras sociedades, debe buscar los elementos comunes que subyacen a los puntos de vista enfrentados; y ello no sólo (y no tanto) para facilitar los acuerdos allí donde ya parecen imposibles, sino sobre todo para hacer visibles las bases incuestionadas que muchas veces se esconden tras estas dicotomías superficiales. La filosofía debe regresar al fundamento de estas oposiciones y dirigirse justamente contra esas bases profundas (de carácter económico, político y discursivo), denunciando su falsa neutralidad y naturalidad.

«La filosofía debe seguir aportando una sana dosis de crítica de-constructiva, infundiendo respeto a la complejidad y la profundidad de las cuestiones políticas, económicas, sociales, ambientales y de otra índole que son objeto del debate público»

En contextos en que la toma de decisiones individual y colectiva se apoya cada vez más en el cultivo de fuertes sentimientos (muy a menudo, desgraciadamente, de carácter identitario y excluyente), la filosofía debería reivindicar las elecciones basadas en el logos y sobre todo en el diálogo, en el debate racional con los que piensan de manera diferente. De este modo, debe luchar por la construcción de una esfera pública plural y transitar por la diversidad, oponiéndose así a la tendencia actual que segmenta los debates en círculos muy restringidos y autoseleccionados, como en el caso de las redes sociales.

Frente a la pereza que nos lleva a conclusiones apresuradas y guiadas por opiniones ajenas, la filosofía debería animar a lo que Hegel llamaba ‘el denuedo del concepto’, esto es, el esfuerzo de cada uno por construir argumentos bien formados (que puedan ser sometidos a una eventual refutación) y sobre todo autónomos, y en este sentido, libres».

Puedes leer las respuestas de otros filósofos y filósofas de España y Latinoamérica aquí.

Dosieres exclusivos, podcasts, libros de regalo, descuento en otros y en más productos… Haz clic aquí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre